Proyecto

3

Para más información, suscríbete a nuestro boletín en:

AYUDA

a la Tierra

La protección de la Foca monje en la península del Cap Blanc

La foca monje del Mediterráneo, está catalogado como en peligro crítico según la UICN. Su población total actual es de unos 350-450 individuos en toda su área de distribución. La población está muy fragmentado y muchas poblaciones pequeñas han desaparecido en las últimas dos décadas. Las cifras han continuado disminuyendo sobre todo por consecuencia de la invasión humana del hábitat de la especie y de las actividades adversas pesqueras en la mayoría de las áreas de sus poblaciones restantes.

La población de la foca monje en Cap Blanc (Mauritania, Marruecos) es la única que mantiene su estructura colonial original y donde se pueden encontrar hoy en día considerables concentraciones de animales. Para proteger esta colonia, la Fundación CBD-Hábitat (www.focamonje.es), en colaboración con la ONG local Annajah, las autoridades regionales y pescadores artesanales mauritanos, creó en 2001, la reserva marina y terrestre conocida como, "Costa de las Focas", que protege las cuevas de cría y las aguas circundantes a la perturbación humana y a la actividad pesquera costera. Es gracias a esta protección, que la colonia se está recuperando y expandiendo geográficamente.

Se han desarrollado actividades de cooperación internacional también se han desarrollado.

Su objetivo es mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los pescadores artesanales. También se están llevando a cabo campañas de sensibilización en las comunidades escolares y al público en general.

Lamentablemente, a pesar de haberse realizado múltiples iniciativas de conservación, aún queda mucho por hacer en la península de Cap Blanc, para que la foca monje se quede fuera de peligro extinción. Las cuevas de reproducción de la especie están a sólo 7 km. de Nouadhibou, la segunda ciudad más grande y capital financiera de Mauritania. Nouadhibou está creciendo mucho en tamaño y la ciudad acaba de ser declarada (en 2013) "zona de libre comercio", debido a la importancia de su puerto comercial y pesquero.

Por lo tanto, la presión humana es con el tiempo cada

vez mayor  para las cuevas de reproducción debido al

crecimiento económico y pesquero de la ciudad.